San Francisco es una ciudad estadounidense diferente; cada paso que se da en esta ciudad nos sorprende con una muestra de arte callejero o con personas de lo más variopinto. Es una ciudad abierta, cosmopolita y auténtica. Una ciudad con barrios bien definidos, un tranvía que aún se mueve a través del cableado que adorna el cielo de la ciudad y un puente, el Golden Gate Bridge, que se puede recorrer a pie, en bicicleta o en coche. Pero además, San Francisco es la ciudad de la Roca, esa cárcel tenebrosa de la que el celuloide se ha encargado de aumentar su fama.

El cartel de entrada “Rompe las reglas e irás a la cárcel; rompe las reglas de la prisión e irás a Alcatraz” ya deja claro que a La Roca no se iba de vacaciones precisamente. De contarte cómo era la vida en esta cárcel de San Francisco se encarga el prisionero 1259 (o alguno de sus compañeros presos o guardias), William Baker, que llegó a “hospedarse” en la Roca tras intentar fugarse en tres ocasiones de otras cárceles. La bienvenida se recibe tras un corto trayecto en ferry, de unos 15 minutos de duración, el mismo trayecto que durante una treintena de años realizaban los presos destinados allí, eso sí en botes que a veces estaban a punto de zozobrar.

la roca san francisco

La visita a la famosa prisión de San Francisco comienza por un paseo por la colina de la Isla de Alcatraz donde se sitúa La Roca; desde allí, mientras se rememora a algunos de los prisioneros que acabaron con su vida en el océano al intentar escapar, se inicia un viaje en el tiempo a través de la historia de una de las cárceles más temidas por los delincuentes, operativa desde 1934 hasta el año 1962.

Casi inexpugnable, La Roca se presenta al visitante casi en su totalidad: la biblioteca, las celdas de aislamiento, el comedor (la única “ventaja” de alojarse en La Roca, según dicen, era la comida; una de las mejores de las servidas en las cárceles estadounidenses); desde algunas celdas además se vislumbra el mar azul y la ciudad a lo lejos, algo que mermaba psicológicamente a los presos, que solo podían salir al patio los fines de semana.

san-francisco

Incluye la visita a La Roca en tu viaje a San Francisco: te llevarás de recuerdo un trozo de historia carcelaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Buscar Categorías
Últimos blogs de Viajas.com
Close
Viajas.com © Copyright 2020. Todos los derechos reservados.
Close